23 abril 2021

Ya a la venta «El reloj de oro»

 ¿Otra novela, Quike?

¡Hola a todos!

Pues sí, otra novela. El reloj de oro está ya a la venta en Amazon y podéis haceros con ella en papel o en digital.

¿Y de qué va esta novela? Es una buena pregunta. Va sobre un reloj de oro. No es un reloj de oro normal, ¡es mágico! Y permite a quien lo tiene viajar a través del tiempo y del espacio, incluso interdimensionalmente.

Una novela de fantasía juvenil de lo más chula que me ha encantado escribir y corregir, para lo que he contado con un equipo de maravillosos betareaders, y que ya podéis disfrutar. Es el día del libro, era el día perfecto para haceros este regalo (y hacerme este autorregalo).

Os dejo la sinopsis de la novela, que os he contado muy poquito:

Jack es un ladrón que tiene más suerte que grandes habilidades. John es un anciano vendedor de muebles que vive tranquilo. Por casualidades de la vida, juntos encuentran un reloj de oro que es capaz de manejar los hilos del tiempo y del espacio.

Con él conocerán a Lairila, la princesa del Reino de las Hadas del Bosque de Finlen, y vivirán emocionantes aventuras. También conocerán a Haxon, el rey de un mundo en dos dimensiones, y a su rebelde hija, Julia. Y descubrirán que una guerra está a punto de comenzar: ¿podrán detenerla?

Sumérgete en las páginas de esta apasionante y trepidante novela y vive la historia de fantasía y magia que estabas esperando.
Pero es que hay más: hay brujas, hay traiciones, hay mundos inimaginables, hay, hay, ¡ay!

No te lo pienses más y ayúdame a vivir de la literatura pillando tu ejemplar aquí. No me voy a hacer rico, pero toda ayuda sirve.

Vale, la portada es mía y es... diferente. Estoy empezando a tener un especial cariño por ella, y eso que aún nos estamos conociendo. Mirad:

¡Un abrazo!

19 marzo 2021

Levedad

Existo, pero existo poco.
No existo en la llanura florecida,
sino en el páramo desierto huracanado.
Casi no existo,
pero mi débil existencia se aferra a lo prematuro,
a la rabia infértil,
a la congoja suave
de la soledad distante.
Casi existo en lo lejano.
Casi en lo profundo,
muy bajito.
Existo susurrando,
sin hacer ruido,
sin hacer daño.
Existo silueta,
existo sombra,
pero no roca:
no existo en la dureza
sino en una manta de lana
sin el calor de una hoguera.
No existo en la fiesta
ni en la palabra,
pero aparezco en el silencio
de la fotografía en blanco y negro.
En la oscuridad de la noche
existo en libertad,
pero en la agitada mañana
acorralado.
En un trozo de pan
sin agua
soy esponja
que no absorbe.
Y cada uno de estos versos
no es poema,
no soy yo.
No existo en ellos.

Quike-D-B

Poema perteneciente a mi próximo poemario, Solo, que estará disponible el 12 de diciembre de 2021.