06 agosto 2019

Expansión. Más allá del todo, mi primer documental

Hoy es un día muy importante para mí, porque cumplo 27 años y porque he decidido sacar a la luz mi primer documental: Expansión. Más allá del todo

Se trata de un corto documental (son solamente 22 minutos), en el que os hablo de algo mucho más importante que el origen del universo: el futuro del universo

Para este documental me he basado en el Estudio Científico sobre la Verdad y la Ciencia, que escribí con Lord Richard Haxon, quien forma parte también de la película. Podéis verla ya aquí debajo:


¡Espero que os guste!

Estudio Científico sobre la Verdad y la Ciencia

Como buen científico que soy, he decidido publicar mi primer estudio científico. Trata sobre la verdad y la ciencia, y está escrito en colaboración con Lord Richard Haxon. Podéis leerlo aquí debajo:

29 marzo 2019

10 años de Doce de diciembre

¡Hola! Estoy feliz. 2019 es un buen año. Lo está siendo. Y este año mi novela Doce de diciembre cumple 10 años. ¡10 años! Y pensar que era un chaval de 17 años cuando la publiqué... Qué viejo estoy. Qué mayor. Qué contento, para qué negarlo.


Han pasado 10 años y no he publicado ninguna otra novela. Ya va siendo hora de sacar algo en este género que tanto me apasiona, ¿no? De momento ando trabajando en una novela, pero como pasa siempre, es posible que quede a medias. No puedo prometer nada, pero publicar esa novela era uno de mis propósitos para el 2019.

Han pasado 10 años y he publicado otras cosas desde entonces. Mientras pasan las horas, Uni-versos, Hasta que la muerte nos reúna (y su versión en inglés), Lo que cabe en tus pequeñas manos, Abecedario sin ti y La perrita Curra. Si quitamos la plaquette y el abecedario online, que son publicaciones más austeras, tampoco puede uno quejarse. Tres libros de poemas y un libro infantil, no está nada mal.

Han pasado 10 años y tengo muchas ganas de publicar otra novela. Pero hasta que esto no ocurra, tenéis la posibilidad de leer Doce de diciembre y conocer la trepidante aventura de Luis y Carmen y adentraros en lo más profundo de una sociedad secreta. Que vale que tenía 15 y 16 años cuando escribí el libro, pero hoy lo leo y me asombro de lo guay que es. En serio. No es por echarme flores. Es que es verdad, es un libro genial. Juzgad por vosotros mismos. 


Un beso de amor verdadero para todos, y dos si compras el libro y me mandas foto por las redes sociales.

14 febrero 2019

¡Ya a la venta Until death brings us back together!

Hoy, 14 de febrero, día de San Valentín y cumpleaños de Julia González, anunciamos la salida del poemario Until death brings us back together, la edición en inglés de Hasta que la muerte nos reúna.

El libro está disponible en formato físico en papel en Amazon.es, en Amazon.com y en otras de las tiendas de Amazon a lo largo del planeta, para que se pueda adquirir desde cualquier país.

La portada ha vuelto a estar a cargo de Julia González, coautora conmigo del libro, y se ha basado en la portada de la versión española, que nos gustó mucho. Este es el resultado:


Podéis comprar el libro ya en Amazon, o recomendárselo a algún amigo o amiga de habla inglesa a quien le queráis meter el gusanillo de leer poesía. Desde este enlace podéis hacer la compra.

¡Un abrazo y amad mucho!

20 enero 2019

Los tres conceptos de magia


Existen tres maneras de abordar cada tema, cada idea, cada elemento de la vida. La investigación, la búsqueda y la casualidad. 

La primera se basa en acercarse al tema de manera científica, con diferentes métodos que no pueden evitar estar sesgados, casi siempre basados en teorías previas que pueden no ser adecuadas para el elemento que nos ocupe. En la investigación no se pueden evitar los prejuicios.

La búsqueda es la versión espiritual de la investigación. La diferencia radica en la motivación que te lleva a acercarte al tema: no es curiosidad, es necesidad. Sale de dentro, de la parte más complicada de entender: la espiritual, la esencial.

Por último, está la casualidad, que te hace llegar al tema de improviso, sin desearlo, sin premeditación: es coincidencia, o tal vez sea el juego del destino moviendo sus hilos, hilvanando nuestras vidas.

Al amor se puede acceder de estas tres formas, sin lugar a dudas. Y creo que es un ejemplo bien claro para comprender la diferencia de cada una de ellas.

En primer lugar, uno puede investigar el amor, como hacen los psicólogos (y los que escriben libros de autoayuda de mierda). De esta manera, te basas en estudios anteriores, en lo que dijeron los filósofos y psicólogos en sus ensayos. Abordas el tema de una manera teórica, sesgada desde el primer momento, siempre con la mirada en el pasado y en lo que ya se dijo. Es una forma completamente legítima y necesaria de abordar el tema del amor. Las tres maneras son necesarias, en todos los conceptos de la vida.

La segunda manera de acceder al amor es la búsqueda. Esto se refiere conceptualmente a la tarea personal y práctica de abordar el amor, pero de una forma concienciada y definida. Un ser humano que busca el amor lo hace por necesidad de su espíritu, dejándose llevar y acercándose, quizá con miedo, quizá con valentía, a lo que el amor tiene preparado para él. A lo que surja, sin ambages, sin rodeos. Aquí no hay sesgo o prejuicios que valgan: estás abierto a descubrir desde tu esencia, todo vale.

Y en último lugar está la casualidad, la suerte, la coincidencia. El amor a primera vista, el que no es buscado pero aparece y funciona, el de todas las pelis del mundo. La casualidad es parte importante también de cómo se aborda un tema, de cómo llega el conocimiento y la verdad a cada uno. Las tres maneras de acceder a un tema son necesarias, y posiblemente sean todas parte de un mismo entramado, una red invisible que hace que nos relacionemos con los conceptos.

Igual que el amor, la magia puede abordarse desde estas tres experiencias. Por mi parte, he llegado a tres conceptos de magia diferentes, a cada uno a través de un método distinto.

A través de la investigación, me centro en el concepto de magia más oscuro y desconocido, a través de los libros ensayísticos y estudios históricos. Este concepto de magia es el que está ligado a aquello que tanto se temía en la Edad Media y que procede de los pueblos precristianos, de los celtas, los vikingos y otros pueblos que se asentaban en nuestro continente hace miles de años. Este concepto ha ido virando y deslizándose entre los pliegues del tiempo y se puede relacionar directamente con temas como el esoterismo, el tarot, la adivinación, el espiritismo, las neoreligiones como la wicca y el druidismo y los programas del rollo de Sandro Rey que se pueden ver en canales raros de la TDT a altas horas de la madrugada. Sin embargo, la esencia es de lo más interesante, y se ha escrito mucho, tanto desde un punto de vista escéptico y periodístico-histórico, como desde un punto de vista crédulo y dogmático. Sea como sea, esta manera que tengo de acceder al concepto de la magia está basada en prejuicios, sin duda gran parte de ellos procedentes de la cultura cristiana que desde la prohibición de la magia y la quema de brujas hace años ha propiciado un acercamiento temeroso a este concepto.

A través de la búsqueda llegué a la cartomagia, al ilusionismo. Un concepto de magia completamente distinto al anterior, siendo para mí un pilar importante. Es la búsqueda, la necesidad, mi vena artística (que es la que me hace vivir) la que me llevó a aprender a hacer magia, a querer mostrarla al mundo, a disfrutar de la ilusión, de lo inesperado, de la fuerza misteriosa del asombro. Ciertamente, la búsqueda me ha llevado a otros derroteros mágicos que no son relevantes en este texto, pero que podrían estar más cerca de un concepto de magia más espiritual, como la conciencia plena de un todo cósmico, la espiritualidad unida a la magia, el saber que todos somos uno, y toda la búsqueda que pueda desarrollarse en ese sentido espiritual mágico que está relacionado con las religiones orientales (especialmente las hinduístas y algo del budismo). Pero es la magia de Juan Tamariz, la de Jorge Blass, la de Arturo de Ascanio la que he encontrado a través de la búsqueda, la que sigo buscando.

Y la casualidad, tan preciosa como la magia y el amor. La casualidad vino en forma de literatura. Vino de la mano de J.K. Rowling y sus alumnos de Hogwarts. Y de ahí pasó a Eragon, a Memorias de Idhún, a Narnia, la Tierra Media, La Historia Interminable, Cazadores de Sombras, Canción de Hielo y Fuego y un larguísimo etcétera hasta lo más reciente que me ha llegado por casualidad, que es la serie The Magicians, y los libros en los que está basada. Laura Gallego tiene un libro llamado Mago por casualidad (que no he leído aún). Es posiblemente el motivo por el que yo sea mago: la casualidad. Pero sin las otras dos ramas, sin la investigación y la búsqueda, la casualidad no puede hacer nada sola.

Y qué pesado soy y tú qué haces leyendo esto, de verdad. Ten vida. Busca el amor, investiga la magia, cásate con la casualidad.

Y sé feliz, eso siempre.

03 enero 2019

Adiós, 2018. Hola, 2019.

2018 se fue, y estamos ya en 2019. Y este año ha pasado como una exhalación, rápido como un suspiro, aunque intenso como un beso. 2019 se presenta interesante, pero como cada año creo que es bueno hacer un repaso del que dejamos atrás.

Si hablamos de proyectos, 2018 no ha estado exento de ellos. He publicado el libro de poemas Hasta que la muerte nos reúna y el libro infantil La perrita Curra, así como el single Martian Love, de Zed Detty, mi nuevo proyecto musical.

He conseguido cumplir mi reto de leer 50 libros este año, lo que es algo increíble. He leído 51, para ser exactos.

Sin embargo, también he dejado mis blogs abandonados, cosa que no me gusta mucho, pero es que no me da la vida para hacer todo lo que quiero hacer. He iniciado un proyecto en el que colaboro llevando el Marketing Digital. Unas cosas entran, otras se quedan en pausa para volver con fuerza.

He conocido a gente maravillosa este 2018, creo que es algo que digo cada año, pero es verdad. He perdido a mi abuelo. He intentado ganarme a mí mismo, y sigo trabajando en ello.

He empezado a aprender Esperanto en 2018. Y me ha dado fuerte con la pizza.

Creo que 2018 ha sido un año de tránsito, y que 2019 marcará una diferencia importante. Me da esa sensación. Estoy trabajando ya en la traducción de Hasta que la muerte nos reúna al inglés y al esperanto, para publicarlos en los próximos meses. Y también estoy trabajando en una novela que quiero sacar este año. Tengo que darle caña al EP de Zed Detty para publicarlo también en 2019. No quiero retrasarlo más.

Mirad, estos son los propósitos que me he puesto para 2019: 


Espero poder cumplirlos todos. La vida se presenta cada vez más emocionante, dejémonos llevar. Adiós, 2018. Hola, 2019.
___________________________